Me llamo Raquel Vargas, soy las manos y mente detrás de Amarulove y una apasionada total de las artes manuales en general.

Raquel Vargas Rodríguez

 

Mi experiencia más amplia ha sido con el crochet, pero he podido manejar macramé, tejido a dos agujas y tejido con las manos.

Te doy la bienvenida a este espacio, mi mundo artesanal, donde te comparto diferentes proyectos, siempre desde el corazón!

 

Gracias al nacimiento de mi hijo, tomé la decisión de crear mi empresa a partir de mi pasión, así Amarulove se convierte en mi trabajo de tiempo completo.

He tenido la fortuna de participar en diferentes inciativas colectivas en el arte, el tejido y el desarrollo de cultura y emprendimientos alrededor de las artes manuales.

También he podido incursionar en espacios de arte, expresándome a través del tejido y participando con iniciativas de arte popular en diferentes salones a nivel local y nacional.